Beltaine..y los Mayos Fiestas de la Primavera

Las tradiciones Celtas indican que en muchas partes de Europa se celebraban (y celebran aún hoy) festividades con el inicio de la Primavera, generamente en Mayo. He querido hacer una modesta recopilación de algunos aspectos de esta tradiccion, para recordar que nuestros ancestr@s estaban conectados con la Madre Tierra y fluían con ella en sus ciclos.

CELEBRANDO LOS CICLOS DE LA VIDA

Durante la celebración del Beltaine tradicional irlandés, se danzaba alrededor de las hogueras o del «maypole» o poste ornamentado de flores y vegetales (al igual que en los «Maios» gallegos y de otras partes de Europa) en el sentido solar (de las agujas del reloj) para luego encender antorchas y pasearlas por los campos de cultivo a modo de bendición. Muchas veces las hogueras eran hechas con el propio «maypole». Las mujeres jóvenes se levantarían temprano en la mañana siguiente a las hogueras para se asear con el rocío de la mañana. Este hecho nos recuerda la tradición gallega del «Cacho de San Xoan», aseo purificador con el agua y las yerbas aromáticas dejadas al rocío en la noche de las hogueras.

El ciclo de «Maio» comienza en Galicia a mediados de abril y acaba a mediados de mayo, aunque también hay autores que alargan este ciclo. En el «Ciclo de Maio» se conmemorarían dos aspectos muy trascendentes para una sociedad como la celta, el florecer de las plantas y la aparición de los primeros frutos.

Todas las ceremonias que se hacían en estos días tendrían como fin festejar la muerte del invierno y la llegada de la primavera. Estas ceremonias y ritos, casi siempre agrarios y propiciatorios, de origen diverso y de épocas que podrían abarcar, sin haber sido alterados, desde la prehistoria hasta la alta edad media.La costumbre de «alumbrar el pan», si bien relacionado muchas veces con los cultos del Beltaine, es general en toda Galicia pero hay constancia de que se hacía en tierras y riberas del Ulla, en las rias de Noia y Muros, en las comarcas de Barbanza y Amaia, así como en los actuales municipios pontevedreses de Cuntis, Caldas de Reis, Vilanova de Arousa, etc.

En la medianoche del 30 de abril, las gentes salían de sus casas y se dedicaban a recorrer los campos encendiendo en ellos hogueras y/o sacudiendo sobre los sembrados, manojos de paja encendidos, esto de forma muy similar a lo ya mencionado antes sobre el Beltaine irlandés. Era entonces que se decía. -«Alumea o pan, alumea o pan, de cada espiga o seu toledán».

Lo más común serían los «Maios figurativos», estos por lo General serían grandes figuras de ornamento vegetal y forma cónica alrededor de las cuales se cantan coplas críticas y/o de homenaje a la reina o el rey del mayo.

También se pondrían ramas en las puertas a modo de protección.  Por esto en algunas zonas se clavan ramitas de laurel, como en las tierras sementadas de centeno y trigo, para mantenerlas protegidas del granizo.
También se da el caso de que si la moza retira el ramo colocado por su pretendiente en su puerta, significa que lo acepta como acompañante.

Maio En la cultura tradicional gallega, mayoritariamente campesina, tiene en el árbol un símbolo de resurrección. El árbol participa de la regeneración primaveral cíclica de los «maios» en toda Galicia, pero de una forma muy particular en la del 3 de mayo en laza (Ourense) donde los mozos roban un árbol y lo levantan en la plaza principal de la villa para presidir la fiesta. Los mayos son de por si, una fiesta de exaltación de la fertilidad vegetal celebrada con cantares y ropas vegetales que visten los mozos.

También habría en muchos lugares caracterizaciones humanas del mayo. En estos casos el «maio» es representado por un muchacho, en ocasiones disfrazado de algún personaje popular (en caso de ser una chica, vestida de blanco) que es el jefe del grupo y se adorna con flores, espadañas, hierbas aromáticas, hojas y a veces con un palo en la mano. Por lo general se le llama «Maio» o «Rei do maio» Las chicas serían llamadas «Maias» como las niñas que danzan sobre las comadres en Redondela. En muchos lugares, se elige la «Maia» o «Raiña do Maio». Por veces, la mujer más anciana del lugar debería coronar a esta reina.

Por veces el «rei» o la «raíña de maio» establecen un dialogo cantado con otros niños que responden las preguntas o exclamaciones del soberano dando vueltas a un «maio figurativo» o danzando alrededor de un poste entrelazando cintas de colores, de forma muy semejante a los «maypols» británicos.

Esta noche o mañana si puedes enciende un fueguito (sino una simple vela servirá) y recoje flores, para adornar tu altar dando Gracias de antemano por todos os frutos que la Primavera taerá.

GRACIAS Y BENDICIONES